INDUCCIÓN PARA LAS FAMILIAS

INDUCCIÓN PARA LAS FAMILIAS

 

El Centro educativo ha iniciado una jornada con la familia del colegio, para socializar el protocolo de bioseguridad para las clases semipresenciales.

Los encuentros están divididos en 3 grupos:

Grupo 1: 1er ciclo de secundaria

Grupo 2: 1er y 2do ciclo de primaria

Grupo 3 2do ciclo de secundaria

En estos encuentros se están abordando algunos tema que son esenciales para iniciar el año escolar 2021-2022, de estos se pueden destacar los siguientes tópicos:

El protocolo de ingreso al colegio para primaria y secundaria. Las condiciones para asistir a clases presenciales, el ingreso de los estudiantes al centro y al curso, las normas que se deben respetar en el salón de clases. Igualmente, el protocolo a seguir en el recreo.

Asimismo, se manifestó la idea de crear un un equipo líder estudiantil, formado por cada maestra, compuesto por cuatro estudiantes del salón de clases, para que puedan facilitar en la disciplina y las medidas sanitarias en el salón de clases.

El centro educativo requiere de los padres de familia para aunar esfuerzos que lleven a la sana convivencia y éxito académico de sus hijos. Con el involucramiento de los padres de familia en la comunidad educativa, se fortalecen vínculos que ayudan a establecer un canal de comunicación y colaboración conjunta para el logro de una formación integral de sus hijos. Como institución educativa católica sanchina, valoramos la familia como primera educadora de los hijos e integrada a la misión educativa, que mantiene relaciones armónicas, vive con amor y en unidad, promueve desde el hogar la formación en valores, con espíritu colaborador, es crítica, responsable, disponible, forma con el ejemplo, abierta a los planes de Dios y promotora de la Fe en Jesucristo. Les damos un afectuoso saludo recibiéndoles con renovadas expectativas, invitándoles a integrarse activamente a esta comunidad sanchina. Juntos podemos crecer como persona y como comunidad, lo hacemos con alegría y la esperanza de lograr los objetivos programados, orientados hacia una formación integral, no sólo en los aprendizajes académicos, sino sobre todo en los valores cristianos católicos de nuestra filosofía sanchina.

En nuestras manos hay un gran tesoro que debemos guiar y educar: sus hijos, nuestros alumnos. “¡Juntos podemos!, trabajando en equipo está la riqueza del aprendizaje”